Han realizado un photocall típico del momento, han disfrutado de una buena merienda con bebida típica «rebujito personalizado», han bailado sevillanas y bailes como el «tírate de la moto».

Ha sido un fin de semana muy agradable y divertido, donde residentes y trabajadores han disfrutado al máximo con la esperanza de que en 2.022 la situación nos permita disfrutar de nuestras fiestas, esas que tanto nos gusta y disfrutamos en nuestro centro y en Gibraleón.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies